Categorías PORTAL INDUSTRIA

Noticias mejor valoradas

¿Qué es el Boletín Eléctrico?

¿Qué es el boletín eléctrico?

Los boletines en concreto, son documentos emitidos por los instaladores que deben siempre estar debidamente acreditados, porque son quienes certifican si la instalación cumple los requisitos legales de suministro. Para tal efecto llevan a cabo el informe que contiene la potencia, calidad y características, además de presentar los planos correspondientes.

Se solicita el boletín a un electricista profesional cuando se realiza obra nueva o refacciones, que lo pueden necesitar por tener más de 20 años, por cambio de titular y por impagos. Las distribuidoras tienen conectadas las respectivas redes y al efectuarse la revisión del sistema, estás deben ser a través del técnico acreditado. Las empresas encargadas de la facturación luego de la inspección, pueden requerir cambios, si lo consideran oportuno. El coste del boletín puede variar dependiendo de diversos factores, ya que también depende de las tasas legales y el trabajo del profesional.

Las variables que puede tener el precio de esta clase de certificaciones, se puede dar por el tipo de instalación o por ciertos elementos técnicos, que corresponderán al dictamen.

Los aparatos certificados por el CIE o el Boletín son adecuados para el suministro de energía. Fue emitida por un instalador legítimo y tiene una fecha de vencimiento de 20 años.

Puede que haya intentado cambiar su fuente de alimentación, o que su distribuidor le haya pedido un boletín eléctrico o un certificado de trabajo eléctrico. ¿Pero sabes lo que es y por qué lo preguntas?

Eso es lo que nos pasó a nosotros y a otras empresas de comercio electrónico, y parece que estamos hablando con gente de otro planeta. Especialmente cuando se me pregunta por el telegrama, no sé qué es. Si lo hacen, sigue leyendo.


¿Qué es un boletín?

El Boletín de Electricidad o Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) es el documento oficial que certifica que una instalación eléctrica cumple con los requisitos de suministro eléctrico requeridos. Sin este papeleo, la empresa de marketing o el concesionario no puede saber si tienes suficientes condiciones, como poder encender las luces y tener una máquina que venga con todas las garantías.

Y no olvidemos que este boletín tiene una vida útil de 20 años.


¿Quién emite un boletín eléctrico?

Todo lo relacionado con la luz puede parecer complicado o incluso un poco aterrador, pero en este caso es muy simple. Las notificaciones sobre el uso de la electricidad deben ser hechas por un electricista con licencia, así que estoy seguro de que hay algunos en su área, pero también hay gente que no tiene licencia de electricista. La información relacionada con la electricidad debe ser emitida por un instalador con licencia y es válida por 20 años.


¿Qué se incluye en el boletín?

Esta documentación describe la funcionalidad de la instalación.

  • Datos que identifican al titular de la licencia
  • Ubicación (dirección física donde se encuentra la residencia)

  • Características de la instalación (utilice una u otra, según el tipo de instalación):
    • Uso de equipo (por ejemplo, el espacio vital no equivale a una oficina o un hotel)
    • Superficie
    • Capacidad
    • Capacidad máxima
    • Voltaje
    • Datos comunes de la línea de suministro (segmento, longitud, etc.)
    • Datos sobre las ramas individuales (sección, longitud, etc.)
    • Contador de luz (ubicación, localización, sistema)
    • Información de las protecciones (interruptor principal, interruptor diferencial, etc.)
  • La empresa que distribuye
  • Instalador certificado y autorizado
  • Comprobación  las mediciones correctas

De estos datos, el más importante para el cliente es la potencia máxima permitida, ya que la potencia de contrato debe ser igual o menor que los datos de la CIE.


OCAS

Existen otras clases de certificaciones que se deben efectuar para determinados circuitos eléctricos, estas certificaciones pueden ser pedidas por la administración; como las llamadas OCAS. Una de ellas se lleva a cabo antes de poner en marcha el sistema y la otra se hace periódicamente, siempre posterior a la puesta en marcha del sistema. Según la normativa que puede ser en función de cada caso, a los cinco años se debe revisar las instalaciones de baja tensión y en edificaciones de más de 100 kW en total, serán a los diez años.

5/5 - (7 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    diecinueve − catorce =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    Acepto