Categorías PORTAL INDUSTRIA

Noticias mejor valoradas

Divorcio de mutuo acuerdo notarial

Divorcio amistoso ante notario: Una vía conciliadora para poner fin al matrimonio

Hasta el año 2.015 tan solo se podía proceder al divorcio, ya fuera en vía contenciosa o mutuo acuerdo, de forma judicial. Sin embargo, la Ley 15/2.015 de Jurisdicción Voluntaria introdujo importantes y novedosas modificaciones al Código Civil, a la Ley del Notariado y la Ley del Registro Civil, introduciendo que una cantidad significativa de situaciones, que hasta ese momento solamente se podían dirimir en los juzgados, pudieran ser atendidas y tramitadas por otros funcionarios u operadores jurídicos.

Una de estas situaciones es la del divorcio de mutuo acuerdo, el cual desde dicha promulgación puede ser tramitado ante Notario, abaratando costes para las partes y siendo mucho más rápido que en vía judicial.

Pérez Matey & Asociados abogados en Madrid, nos explican los trámites que hay que llevar a cabo para poder tramitar el divorcio de mutuo acuerdo vía notarial, los requisitos que hay que cumplir y las principales diferencias con el divorcio de mutuo acuerdo en vía judicial:

En primer lugar, es importante saber que no todos los divorcios de mutuo acuerdo pueden hacerse vía notarial, sino que se exigen una serie de requisitos sin los cuales habría que acudir al procedimiento judicial, dichos requisitos son los siguientes:

Tiene que existir mutuo acuerdo para la disolución del vínculo matrimonial, así como en todas las medidas civiles y económicas que van a regir desde dicho momento.

Es decir, los cónyuges tienen que estar de acuerdo en la forma de contribuir a los gastos comunes, sostenimiento de las cargas familiares, uso del domicilio familiar hasta que se produzca la liquidación de la sociedad de gananciales, estipulación de una pensión compensatoria para el cónyuge cuyo divorcio le sitúe en una situación perjudicial con respecto a la que vivía en el matrimonio, etc.

Divorcio amistoso ante notario: Una vía conciliadora para poner fin al matrimonio

Debe de haber transcurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio.

No tiene que haber hijos menores no emancipados o con incapacidad, en cuyo caso se tendrá que iniciar el correspondiente procedimiento judicial, con la intervención del Ministerio Fiscal.

Si hay hijos mayores de edad o menores emancipados, éstos deben de expresar su consentimiento a las medidas que les puedan afectar, tales como, por ejemplo: la convivencia en el domicilio, pensión de alimentos en caso de no ser independientes económicamente, etc. En efecto, existen muchas ocasiones en las que existen hijos que son mayores de edad pero que todavía siguen viviendo con sus progenitores, por encontrarse estudiando, en ese caso sí es posible tramitar el divorcio de mutuo acuerdo vía notarial, pero dichos hijos mayores de edad tienen que acudir a la notaría, el día de la firma y mostrar su consentimiento con aquellas medidas que puedan afectarles.

Si el matrimonio cumple con los anteriores requisitos, se puede acceder a la disolución del vínculo matrimonial vía notarial, siguiendo el siguiente procedimiento:

Elección de abogado. Resulta absolutamente necesario que los cónyuges cuenten con el asesoramiento de abogados profesionales en Majadahonda que les asesore acerca de todas las opciones que existen y las consecuencias de las medidas acordadas.

Si existe una buena relación entre los cónyuges y además estos tienen claras las medidas civiles que van a regir desde que se decrete el divorcio, ambos pueden estar representados por un solo abogado.

Sin embargo, si no existe buena relación entre los cónyuges, lo mejor es que cada uno de ellos contrate a un profesional que vele y proteja sus derechos e intereses. Para más información visítanos, primera consulta gratis.

Elección de abogado

  • Elaboración por el/ los profesionales del preceptivo convenio regulador que contendrá todas las medidas civiles y económicas que, de mutuo acuerdo, habrán alcanzado los cónyuges. Además del convenio regulador se tendrá que aportar libro de familia, certificados de nacimientos de los hijos y certificado de matrimonio.
  • Elección de Notario del domicilio habitual de cualquier de los cónyuges.
  • Supervisión por parte del Notario del convenio regulador que se ha elaborado, a fin de que cumpla con todos los requisitos legales y no perjudique gravemente a ninguna de las partes.
  • Establecimiento de día para la firma en la Notaria.
  • Asistencia a la firma. Lo deben hacer personalmente los cónyuges, así como los hijos mayores de edad o menores emancipados, para dar su consentimiento, y el abogado o abogados que hayan asesorado a las partes y redactado el convenio regulador.

En el convenio regulador que se redacte se podrá proceder, en caso de que exista acuerdo entre los cónyuges, también a la liquidación de la sociedad de gananciales de todos los bienes, derechos y deudas que tenga la sociedad desde la celebración del matrimonio, y así de esta forma quedaría todo resuelto en un solo acto. Si no es posible proceder a la liquidación en ese momento, se tendría que realizar a posteriori.

El acta notarial de divorcio tiene efectos desde que se firma y accede directamente al registro civil.

El divorcio de mutuo acuerdo judicial, resulta más costoso y duradero en el tiempo ya que depende de la carga de trabajo que tengan los juzgados y puede alargarse varios meses. El procedimiento es el siguiente:

  • Se redacta por el abogado o abogados de las partes el preceptivo convenio regulador, donde se recogen todas las medidas civiles que van a regir desde este momento, es el mismo convenio que habría que hacer para el divorcio notarial.
  • Una vez firmado por ambas partes, hay que presentar la correspondiente demanda de divorcio de mutuo acuerdo ante el Juzgado de Primera Instancia del último domicilio familiar del matrimonio, a la que habrá que adjuntar aparte del convenio regulador, el libro de familia, certificado de empadronamiento, y los certificados de nacimiento de los hijos en caso de que los haya.
  • Una vez presentada la demanda, se citará a las partes a una comparecencia para proceder a ratificar el convenio regulador, dictándose posteriormente la preceptiva sentencia de divorcio donde se decretará la disolución del matrimonio y se aprobarán todas las medidas civiles y económicas acordadas por las partes.

En el caso del divorcio de mutuo acuerdo vía judicial también es preceptiva la intervención de procurador.

Desde el despacho de abogados Pérez Matey & Asociados abogados en las Rozas en aconsejan estar siempre bien asesorados en temas de familia, para saber y entender bien que opciones tienes, que medidas civiles son las más beneficiosas para ti y tus hijos y proteger, además, todos tus intereses y derechos económicos en caso de divorcio.

4.9/5 - (55 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    8 − cinco =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    Acepto