web analytics
Blog

¿Qué tipo de piscina instalar?



¿Piscina de obra o prefabricada?¿Cuál es la mejor opción?

Cuando disponemos de un espacio suficiente en el exterior de nuestra casa o edificio, podemos optar por la instalación de una piscina. Sin embargo, esta decisión no puede ser tomada a la ligera. Al contrario, debemos tener en cuenta ciertos aspectos, como por ejemplo elegir entre la construcción de una piscina de hormigón o una piscina prefabricada.

Hoy queremos explicarte cuáles son las principales características y ventajas entre las piscinas de obra y las piscinas prefabricadas, para ayudarte en la elección de la que mejor se ajuste a tus necesidades.

¿A qué se refiere el término piscina de obra?

Las piscinas de obra son aquellas cuya estructura está fabricada en hormigón. Son las piscinas tradicionales de toda la vida.

Los muros de las piscinas de obra son fabricadas de la misma manera como se hace un muro de construcción, es decir con hormigón vaciado. Sus paredes luego son revestidas con azulejos, baldosas o simplemente, con pintura.

Es importante saber que aunque su construcción puede tener un alto coste, ofrecen una gran duración si se les da el mantenimiento correcto.

¿Sabes cuáles son los tipos de piscinas de obra?

Una variación de las piscinas de obra son las piscinas de hormigón proyectado que permite adaptarse a distintas formas sin perder su gran resistencia. Para llevar a cabo su construcción es necesario realizar una excavación, para luego dar forma a la piscina con paredes de bloque.

A continuación, se proyecta el hormigón, que no es más que la unión de agua y cemento a presión. Esto permite conseguir distintos tipos de acabados, además de aportar una gran resistencia y durabilidad a tu piscina.

¿Por qué elegir una piscina prefabricada?

Dentro de la amplia gama de piscinas prefabricadas destacan las piscinas de fibra de vidrio, es decir que son fabricadas con vidrio reforzado y el vaso de la piscina se ha modelado previamente con una forma predeterminada.

Para instalarla, será necesario llevar a cabo la excavación donde posteriormente se alojará el vaso de la piscina. Para asegurar la correcta posición y apoyo de la piscina se hace una base de hormigón. En el mercado se pueden conseguir distintos modelos y formas de piscinas prefabricadas, desde rectangulares hasta ovaladas.

Otro tipo de piscina prefabricada son las piscinas forradas de liner, las cuales se construyen al unir paneles de pvc, aluminio o acero, hasta conseguir la forma deseada. Esta estructura luego se reviste con vinilo liner.

Cuando se va a instalar la piscina de liner también se requiere hacer un trabajo de excavación y la base de la estructura se estabiliza con una capa de mortero y luego se procede a embalsamar los paneles de la piscina. Por último se pasa a revestir la estructura con vinilo que luego, gracias a la presión del agua, quedará adherido a las paredes.

Las piscinas prefabricadas son mucho más económicas en comparación a las piscinas de obra y además disponen de muchos modelos y diseños.

Sea cual sea tu elección entre una piscina de obra o una piscina prefabricada, es fundamental que te pongas en manos de empresas profesionales con experiencia en la instalación de piscinas. También contar con el asesoramiento de un paisajista puede ayudarte a diseñar un mejor exterior de tu vivienda y a elegir la piscina ideal.

Más información


28 febrero, 2018
Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: