Categorías PORTAL INDUSTRIA

Noticias mejor valoradas

7 beneficios de contratar un wedding planner

Contratar a un wedding planner es una gran manera de quitar a los novios parte de la presión que conlleva la planificación y desarrollo de una boda

Principales ventajas de contratar a un organizador de bodas

Ester sin H, wedding planner, expone las 7 principales ventajas de contratar a un wedding planner:

  1. Para ahorrar un tiempo valioso

Una de las razones más populares por las que las parejas contratan a un wedding planner es para ayudar a ahorrar un valioso tiempo y esfuerzo en el proceso de planificación, así como en la propia boda.

Desde la elección del lugar hasta la organización de los proveedores, los wedding planner profesionales se encargan de todo el trabajo duro, permitiéndoles a los novios centrarse en otras cosas, como celebrar el compromiso.

Incluso cuando sólo faltan seis meses para el gran día, contratar a un wedding planner puede merecer la pena si se tiene en cuenta la cantidad de tiempo que se ahorra.

Los wedding planner conocen a los proveedores de bodas porque han trabajado con ellos en otras ocasiones. Esto significa que están bien versados en la industria, y saben exactamente lo que hay que hacer en qué momento de la etapa de planificación.


  1. Para maximizar el presupuesto de la boda de la mejor manera posible

Cuando un wedding planner está involucrado, se puede estar seguro de que el dinero se está utilizando de la mejor manera posible para ayudar a que la visión que tengan los novios de la boda se haga realidad.

La libreta de contactos de un wedding planner se habrá cotejado a partir de la formación de grandes relaciones de trabajo, lo que permitirá no sólo saber qué proveedor será el más eficiente para el gran día, sino que también dará la ventaja de poder conseguir descuentos.

Sin los servicios de un wedding planner, los novios tendrán que encargarse de todo el trabajo por ellos mismos. También serán responsables de elegir a los posibles proveedores que no siempre serán los idóneos para la boda, lo que puede llevar a gastar más de la cuenta en algunos casos.

Para maximizar el presupuesto de la boda de la mejor manera posible


  1. Para evitar errores caros y negociar la relación calidad-precio en todos los aspectos

Cuando se trata de bodas hay muchos aspectos distintos que hay que pagar, por lo que es importante obtener una buena relación calidad-precio en cada etapa.

Un wedding planner negociará los precios con múltiples proveedores y evitará los caros errores que suelen ser inevitables cuando las parejas organizan la boda en solitario.

  1. Para solucionar imprevistos el día de la boda y en los momentos previos al gran día

Los wedding planner estarán atentos a las pequeñas cosas que puedan salir mal y se encargarán de solucionarlas.

Puede tratarse de cualquier cosa, desde un simple caso en el que las flores no lleguen, hasta la gestión de cambios de última hora por las condiciones meteorológicas del gran día.

Se encargan de todo y mantienen todo en orden, sin que los novios tengan que preocuparse de nada.

Los imprevistos ocurren siempre, pero gracias a un wedding planner se podrán solucionar de la manera más eficaz.


  1. Por las recomendaciones de proveedores acreditados

Si se es nuevo en el mundo de las bodas y del sector nupcial, la cantidad de proveedores disponibles puede resultar un poco abrumadora. Si nunca se ha trabajado con ninguno antes, la incertidumbre de si van a hacer un buen trabajo o no, añade un estrés extra innecesario.

Por ello, contratar a un wedding planner es una buena idea, ya que se encargará de tratar con todos los proveedores.

No es necesario pasarse horas buscando servicios de flores o de catering, el wedding planner tendrá a mano proveedores fiables y de confianza con los que ha trabajado anteriormente.

Por las recomendaciones de proveedores acreditados


  1. Para asegurarse de que no se pasa nada por alto

Cuando se trata de todos los aspectos de una boda, un wedding planner siempre estará pensando «qué pasaría si…» y proponiendo múltiples soluciones.

Se encargan de todos los pequeños detalles en los que la gente ni siquiera piensa, como las copias de seguridad en caso de que las cosas vayan mal; también se asegurarán de que se disponga de todo lo que se puede necesitar en el gran día, hasta el más mínimo detalle, como una horquilla de repuesto.

Hay muchas cosas en las que pensar cuando se trata de bodas, pero por suerte los wedding planner están ahí para recordar la mayoría de ellas.


  1. Para entender la visión de los novios sobre la boda y asegurarse de que se crea

Si los novios tienen una visión específica para la boda, a menudo puede parecer algo muy difícil de comunicar a otros proveedores. Si se contrata a un wedding planner, éste podrá poner a todo el mundo en sintonía en lo que respecta al aspecto y la sensación del gran día.

El wedding planner trabajará con los novios y con todos los proveedores para asegurarse de que la visión ideal de la boda se logre.


Contratar a un wedding planner profesional

Cuando se trata de la organización de una boda soñada, contratar a un wedding planner es siempre una buena idea. Ellos pueden ayudar a dar vida cualquier visión que se tenga de la boda, mostrar las últimas tendencias de bodas, evitar caros errores y asegurarse de que todo esté resuelto durante el proceso.

4.6/5 - (22 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    15 − uno =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    Acepto