Categorías PORTAL INDUSTRIA

Noticias mejor valoradas

¿Por qué el tiempo de carga de los coches eléctricos es difícil de calcular?

 La carga de un coche eléctrico depende de muchos parámetros y no es fácilmente predecible. Te lo explicamos en este artículo.


El uso de los nuevos vehículos eléctricos representa una nueva experiencia para uso diario, viajes o uso esporádico.

Sería ideal que cada vez fuera más sencillo encontrar un lugar para cargar el coche, y que abundaran numerosas instalaciones de puntos de carga  para coches eléctricos. Y que tan pronto como hubieras estirado las piernas o tomado una taza de café, tu coche eléctrico se hubiera cargado de electricidad de forma rápida. ¡Magia! Pero en la vida real, esto es bastante diferente.

En Europa, apenas 25.000 puntos están abiertos al público hasta la fecha y sólo el 6% de ellos tienen una capacidad de más de 50 kW. Así que, por el momento, encontrar un cargador de coches eléctricos no es una tarea fácil. Y no pienses que simplemente aumentar el número de puntos de carga resolverá todo en el futuro.

La carga eléctrica nunca será tan rápida como el llenado de un depósito de combustible, ya que hay muchos parámetros que se deben tener en cuenta para que la carga del coche eléctrico sea realmente óptima.


¿Cuál es la capacidad de un punto de carga para un coche eléctrico?

En primer lugar, hemos consultado con electricistas profesional y nos explican que depende de la capacidad del terminal del punto de carga a la que conectarás tu coche eléctrico a la hora de cargarlo.

Los puntos de carga de los coches eléctricos, ofrecen una potencia máxima teórica de 250 kW que actualmente no se cumple, no es necesariamente el caso de algunos vehículos eléctricos, por ejemplo, el coche eléctrico Ionity que tiene una batería eléctrica aproximada de 350 kW de potencia oficial, puede cargarse adecuadamente si no se comparte el punto de carga con varios coches al mismo tiempo.

Si vas a cargar tu coche eléctrico y el punto de carga es solo para ti ¡Magnifico! tendrás el punto de carga solo para ti, pero si tienes que compartirlo con otros coches eléctricos, la potencia de la carga eléctrica se reducirá en consecuencia.

Algunos puntos de carga para vehículos eléctricos, se encuentran fuera de la ciudad, y la potencia de los puntos de carga puede ser menor ya que la instalación de la estación de carga y el cableado son insuficientes en su potencia. Lo mismo ocurre en el hogar, donde no todos los enchufes pueden proporcionar la misma energía dependiendo del tipo de punto de carga y el cableado que los alimenta.

Para evitar que salte el diferencial de los puntos de carga para coches eléctricos, por ejemplo en tu vivienda, los vehículos eléctricos prueban sistemáticamente las líneas conectadas y sólo eligen las líneas que pueden ser suministradas para su uso en la carga normal, todo esto depende de la potencia eléctrica que tengas en tu casa.

 

¿Cuál es la capacidad de un punto de carga para los coches eléctricos?

 

La capacidad de la batería del coche eléctrico

En segundo lugar, la velocidad de carga depende de la capacidad estructural de la batería para almacenar energía del coche eléctrico.

Se calcula en kWh, que no hay que confundirlo con la potencia de la batería que puede entregar al motor eléctrico, que se calcula también en kW.

Con esta pequeña diferencia de kW, los fabricantes de baterías para los coches eléctricos toman estas referencias para su correcta fabricación, ya que las baterías no tienen el mismo kW como, por ejemplo:

  • El Porsche con su modelo TAYCAN es actualmente el más potente, cuya batería puede, por ejemplo, aceptar hasta 270 kW.
  • En la red de Ionity, el coche alemán, recupera hasta el 75% de su autonomía en 25 minutos.
  • Peugeot E-208 o Renault ZOE llenaría su batería aún más rápido que el Porsche con la ventaja de que son vehículos más pequeños.
  • El modelo Lionne, cuya batería desarrolla 50 kWh, no puede cargar más de 100 kW de corriente continua, por lo que también recupera el 80% de su carga en media hora.

Que hay que tener en cuenta al cargar el coche léctrico

Por último, el uso de la batería es esencial para finalizar la carga adecuada. Por ejemplo, si haces un aparada para recargar durante un viaje, debes esperar para que la batería se enfrié antes de alcanzar su máxima capacidad de carga.  Cuando lo enchufes, parte de la energía suministrada por el terminal será utilizada para la refrigeración de la batería.

Otro ejemplo: en el caso del coche eléctrico Porsche Taycan, este inicia un proceso de enfriamiento líquido antes de la carga, lo que también extrae un poco más de energía de la capacidad de la batería. En cualquier caso, este vehículo se encarga una vez más de optimizar la batería por sí mismo esperando el tiempo necesario antes de abrir las válvulas para su carga final.


En resumen

Debido al funcionamiento de estos, los coches eléctricos todavía tienen bastantes secretos por descubrir. Especialmente en lo que respecta a los puntos de carga. Las capacidades de los cargadores y las baterías son datos esenciales que hoy hemos aprendido, pero no suficientes para calcular el tiempo exacto de carga para tu coche.

Dado que existen muchos parámetros de aspectos que intervienen durante el proceso de cargar un coche eléctrico, es prácticamente imposible saber exactamente cuánto tiempo se tarda en «cargar«.

El tiempo de carga es ya uno de los principales retos dentro de todas las características de un vehículo eléctrico a tener en cuenta antes de comprarlo pero hoy ya hemos aprendido algún dato interesante para ampliar nuestra información de cómo funcionan estos vehículos.

4.6/5 - (22 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    quince + dieciocho =

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

    Acepto